sábado, 28 de noviembre de 2009

Eso que llaman amor

Yo no sé si el amor es amor, ese que dice la gente,
sé que he sentido mil veces esa extraña sensación,
me enamoré tantas veces, si es amor lo que he sentido,
que hoy dudo llamarlo amor, por mas intenso que fuera.

Me enamoré aquella vez de esa tierna adolescente,
con quien hubiese jurado, amaría eternamente,
eran años de cuadernos, poesías y quimeras,
de ilusiones, esperanzas, de promesas encendidas.

Un día, ya no recuerdo, por que pasó a ser recuerdo,
y me volví a enamorar como aquella vez primera,
Una y otra vez caí en las redes de ese ensueño,
cada vez con la pasión de la primera ilusión.

Cada vez que me encontraba con aquellas sensaciones
me entregaba con el alma, con la sangre, con las venas,
mas el adiós sin gran pena se sucedía a menudo,
para volver a caer en brazos de otra mujer

Eso que llaman amor, que te desvela en las noches,
lo sentí profundamente muchas veces en mi vida
hasta que un día por cosas que las decide el destino
uní mi vida a quien fuera por mucho tiempo mi vera.

El amor y el desamor se sucedieron de a ratos,
muchas veces el amor fue tanto como el desdén,
pasé muchas primaveras con ella siempre a mi lado
pero también los inviernos los supimos enfrentar.

El tiempo mataba a veces ese gorrión en el pecho,
pero el tiempo tantas veces lo hizo resucitar,
mucho tiempo para amar, mucho tiempo para dar,
y mucho tiempo perdido en apatía y silencio.

Una mañana el destino la arrebató de mi lado
y jamás podré explicar como el cielo se nubló,
el abismo ante mi vida, destruida en mil pedazos
la convicción de que pronto moriría yo también.

Mas fuerte que los amores, que las penas y temores,
fue esa experiencia vivida de dolor, pena y ausencia,
no creí lograr la paz, que moriría de pena,
mas sin quererlo el destino me propuso una salida.

Me enamoré nuevamente y me aferré a esa ilusión,
el gorrión dentro del pecho cobró vida nuevamente,
fue un amor comprometido con las heridas del alma,
un amor que prometía devolverme la existencia.

No sé cual es la razón de los estados del alma,
no se si el amor existe o es tan solo una ilusión,
porque creí volver a amar aun estando enamorado,
de aquella etérea visión sin realidad ni presencia.

Fue un amor de fantasía, fue un salir a volar,
supongo que al escapar de realidades mundanas
dejé mi alma volar tras unicornios dorados,
y envolví con fantasías la realidad de vivir.

La fantasía duró hasta tocar tierra firme,
la realidad hizo trizas la fantasía creada,
todo amor que sentía, o que creía sentir,
se estrelló contra la esencia de la cruda realidad.

Es por eso que no entiendo eso que llaman amor,
si es amor lo que he sentido tantas veces en mi vida
tiene mil caras distintas, tiene un sin fin de colores,
son un sin fin de sabores que se sienten en el alma.

Hay gente que se enamora solo una vez en la vida,
hay gente que se enamora y es feliz eternamente,
se alimentan de esa flama conviviendo con la vida
y se enamoran a diario cada vez un poco mas.

Quizás esté enamorado y aún no me he dado cuanta,
quizás no sepa leer las señas del corazón
tal vez no he aprendido nada de las cosas de la vida,
o tal vez he buscado ensueños, donde solo hay realidad.


UNA CARTA

Amor:
No pude escribirte nada que te explique de mi amor, he comenzado mil veces a tejerte sensaciones y todo me sabe a poco, no puedo hallar las palabras que expresen lo que yo siento, lo que querría decirte.
Quizás se debe a que tonto me estoy volviendo de a poco, desde el momento en que supe que tu me amabas también, pienso en ti cuando camino, cuando vengo, cuando voy, hasta sonrío pintando diez mil retratos de ti.
Te he pintado en mi mente de mil formas diferentes, te he imaginado sumisa cual agua de manantial, como mar embravecido, como una rosa dormida, también te he visto encendida suspirando entre mis brazos y hasta te he secado una lágrima rodando por tus mejillas.
Te he escuchado cantar y hablando de cualquier cosa, hasta te oí murmurar palabras llenas de amor, te he sentido vibrar y hasta he sentido tus manos, cobijadas en las mías y he soñado con tus ojos escudriñando mi mente.
No puedo escribirte nada que te diga que te quiero, pues no hay palabras que abarquen lo que siento aquí en el pecho.
Quería contarte cosas que me suceden a veces, cuando deseo tenerte y abrazarte contra mi, quería que escuches cantos cuando leas mis poemas, y que te huela a rosas el aire que tu respiras, quería escribirte algo que te haga sentir que te beso, quería decirte eso que siento ahora en mi piel.
Quería, pero no puedo, por eso escribo esta carta, quiero pedirte perdón por mi torpeza de hoy.

Con amor...

Sin mañana

El cansino paso del tiempo surca mi piel de nostalgias
Cada página que escribo solo devela recuerdos
mi vida se ha convertido en un mirar al ayer
reviviendo raídas páginas de pasadas remembranzas

Oigo coplas dolidas de sentimientos perdidos
amaneceres ardientes, atardeceres dorados,
sensaciones tan intensas que quedaron en el tiempo
estampadas como a fuego en mi piel y mis entrañas.

Hoy solo vivo recuerdos, ya no vivo primaveras,
el otoño me ha llegado vestido de soledad,
Tengo mis manos llenas de caricias ofrecidas
de caricias recibidas de momentos compartidos

He entregado mucho amor en lujuriosas pasiones
y he llorado amargamente por aquello que perdí
Muchas veces he penado y me he vuelto a enamorar
y se me ha gastado el alma de tanto amar y penar

He sangrado por los besos que lastimaron mi alma
y he sanado con los besos que otros labios me brindaron
Me he secado con la risa las lágrimas de mis ojos
y soporté aquel adiós con aquella bienvenida

Fueron muchas alegrías, fueron muchas despedidas
he disfrutado el amor y he sufrido el desamor
Muchos sueños alcancé y otros tantos olvidé
siempre viendo hacia el mañana mas allá del horizonte

No recuerdo en qué momento fue que dejé de soñar
no sé en qué momento fue que comencé a mirar atrás,
hoy si miro hacia adelante solo veo oscuridad
y me envuelvo con la tibia sensación de los recuerdos.

El presente ya no importa, es un momento fugaz,
solo atado a la esperanza recobraría importancia,
mas se me fue en algún recodo, como se me fue la fe,
de qué sirve un eslabón si no existe la cadena.


En lo oscuro del camino

Las arenas de la vida intentan tapar la senda
que con hilos de memorias fui tejiendo en mi camino
cuando miro hacia mi ayer embebido de nostalgias
no alcanzo a ver los laureles cosechados tiempo atrás

Es triste perder los sueños que se tejieron ayer
pero más triste es recordar, que alguna vez existieron,
sé que varias primaveras florecieron a mi entorno
y que el amor con su manto muchas noches me abrigó.

sé de los verdes paisajes, a los lados del camino,
Sé que las aves del campo solían reír a mi paso,
sé que muchos senderos se abrían siempre ante mi,
que de color esperanza se teñía mi horizonte.

Hoy el sendero se angosta a medida que camino,
lo incierto de éste sendero hace que dude al andar,
a veces quiero parar y dejar de caminar,
pero la vida me empuja y me obliga a continuar.

hay veces que entre las nubes se cuela un rayo de luz
que entibian mi pasos lerdos alumbrando mis mañanas,
hay veces que una canción escucho como de lejos,
otras, música de niños jugueteando en mi jardín

Tal vez tan solo se trate de algún recuerdo perdido
que entre las nubes del tiempo se acercaron a mi vera
tal vez sean solo quimeras que por capricho del tiempo
se mantienen escondidas en los pliegues del alma.

No puedo ver donde voy pues la niebla me lo impide,
camino hacia no se donde y no sé cuanto andaré,
quiero soñar con mañanas pero no tengo esperanzas
las perdí hace mucho tiempo en un recodo del tiempo

Quisiera creer en Dios mas he perdido la fe,
quisiera temerle a la muerte para alejarla de mi,
pero en cambio me imagino un ejército de estrellas
ensayando bienvenidas esperando mi llagada..


Es el amor

Si sientes que los minutos pasan raudos cuando está,
mientras sientes que no pasan cuando esperas su llegada,
si sientes mariposas recorriendo tus entrañas,
cuando recuerdas su nombre o imaginas su mirada,

Es que el amor te ha llegado o está golpeando tu puerta,
si el solo verte en sus ojos, hace que vibre tu piel,
si te deleitas oyendo el sonido de su voz,
seguramente ha llegado el amor a tus riveras.

Si con un simple roce de su mano con su mano,
sientes que vibras por dentro y se humedece tu ser,
si sientes fuego en tu boca y su boca sabe a miel,
y deseas locamente sentir su piel con tu piel,

Si deseas sus caricias, si tienes sed de su boca,
si deseas que las horas se detengan al instante,
en que juntos abrazados, vuelan sobre los tejados,
no lo dudes ni un instante, es que el amor te ha llegado.

Cálidas noches de luna, amaneceres dorados,
el aroma de los pinos, de las flores del jardín,
la imagen del sol besando el mar en el horizonte,
todo lo bello es mas bello cuando te abraza el amor.

El mundo ves diferente, le sonríes a la gente,
hay música en tus oídos y el aire huele a jazmines
la mañana te sorprende con su imagen en tu mente
es que amas con locura, es que amas, simplemente.

Mi regreso

Soñé con campos dorados y cielos de mil colores,
con luces de fantasía eternamente encendidas,
con lunas multicolores, pasiones desenfrenadas,
volé tan lejos de casa que me atrapó la nostalgia.

Dejé sentada en mi lecho esperando mi llegada,
a quien me diera la vida, mientras yo no le di nada,
no pude ver en sus ojos, los que me miran el alma
las lágrimas que brotaban cuando vio que me marchaba

Por ir tras sueños creados en las nubes de mi mente
me olvidé de las promesas proferidas hace tiempo,
traicioné mis sentimientos, mis mas sentidas creencias
y destruí en mil pedazos la vida de quien me amaba

No podré curar jamás las heridas en su pecho,
no podré borrar jamás los surcos en sus mejillas,
tampoco ésta sensación que me produce en el alma
el seguir viendo el amor en esos ojos heridos.

Ni bien traspasé la puerta donde dejé mi querencia
sus brazos me recibieron para abrazarme otra vez,
sus labios como una brasa se posaron en los míos
y susurrando mi nombre acariciaron mi alma.




Mas allá del horizonte

Volé tras esa estrella que encandiló mis pupilas,
dejé mi vida detrás con su gama de matices,
busqué nuevos sabores, otros aromas de flores,
soñando con otros cielos, mas allá del horizonte.

Dejé mis sueños de ayer queriéndolos olvidar,
dejé mis propios recuerdos, dejé una paloma herida,
un amor que por rutinas, parecía estar dormido
y me bastó con dejarlo para saber que latía.

Por ir detrás de una aurora, olvidé mis atardeceres,
y pretendía olvidarme de mi fiel enamorada,
traicioné mis convicciones mis mas sublimes pasiones
por la promesa de un sueño con sabor a primavera.

Ni bien levanté las alas la nostalgia me invadió,
mas levanté raudo el vuelo rememorando mis sueños,
mas las manos que rozaron mis manos con sus caricias
no eran las manos aquellas que reclamaba mi piel.

El sabor de aquellos besos que dejé tras la partida,
jamás lo pude encontrar mas allá del horizonte,
cada espacio de mi ser reclamaba por aromas,
por miradas, por susurros, por el agua y por la miel.

Volví con el alma herida, maldiciendo mi partida,
me fui queriendo olvidarla y aprendí que la quería,
me esperaba desde el día en que volé tras un sueño
llorando por mi partida, llorando tras mi regreso.

Al buscar allá en el cielo lo que tenía en mis manos,
comprendí que las rutinas pueden cegar la razón,
sentí que debía irme y ni bien estuve lejos,
necesité de su voz, de su piel y sus caricias.


Fantasía y realidad

El corazón le juega a veces al amor malas partidas,
los sueños, las poesías, las fantasías del alma,
tiñen con mágicas luces los sentimientos vividos,
elaborando castillos en las nubes de la mente.

Uno olvida realidades cuando se envuelve en quimeras,
el alma está siempre alerta para atrapar sensaciones,
de modo que en el ensueño uno alimenta la flama
y se cobija del frío de las reales vivencias.

Uno le llama amor a la embriaguez de las almas,
puede gritarle al mundo que se siente enamorado
flota sobre la tierra olvidándose de todo
para salir a volar con las alas de los sueños.

Uno llega de repente a chocar contra la vida
y al lograr abrir los ojos comprende que ha sido un sueño
uno siente que ha vivido una experiencia divina,
pero la magia termina cuando la música cesa.

Cuando la orquesta termina de tocar la última nota,
la sensación que nos deja es el gozo de sentir
que en una porción de tiempo, sublime como fugaz,
nos despojamos del tiempo y la cruda realidad.

El amor no es poesía ni colores de arco iris,
el amor conjuga ensueños con la vida de verdad,
el amor amasa sueños con dolores y caricias,
es comunión de dos almas que se aprestan a vivir.


Romance


Cuando el tren de la vida se detuvo,
por la crecida del río de los sueños,
esperando que amainara la tormenta
descendimos al andén de la estación.

Posada le pedimos al destino
en el hotel del bagaje y el ensueño
veníamos de mundos diferentes
buscando ilusiones olvidadas.

Ambos nos buscamos tiernamente
deseando detener esa tormenta
caricias entre sábanas de seda,
besos con aroma de esperanzas.

Fueron cinco las páginas escritas
con la pluma de un amor sin condiciones,
páginas plagadas de secretos
escritas con el fuego y la pasión.

Los días fueron cálidos reflejos
de las hojas arrancadas de un cuaderno
donde escritas con la tinta del deseo
se leían las promesas de un mañana

Solo nos faltaba comprender
que la vida no se asienta en fantasías
que el amor no es tan solo poesía
y la noche con el día se termina

Tan intenso fue el romance que vivimos
que olvidamos por momentos la partida
de ese tren que volvería a los caminos
transportándonos a nuestras realidades

Las aguas retornaron a su cauce
el tren retomó su marcha lerda
ambos retomamos nuestra vida,
transformando aquel romance en un recuerdo.

Amores y fantasías

Para vivir de los sueños ornados de fantasías,
sueños que desde el alma buscan paliar las rutinas,
condimentando con mieles, lo amargo de la existencia,
jamás debieran mezclarse con la fría realidad.

Los sueños son poesías, son pasiones encendidas,
pinceladas de ilusiones pintadas con acuarelas,
la realidad carga el tiempo, sudor, cenizas y llanto,
risas, sangre, cemento, ira, música y silencios.

No es en vano que las almas suelan a veces volar,
buscando en la soledad los unicornios perdidos
creando imágenes nuevas, fantasías de colores,
e historias tan sublimes, como en los cuentos de hadas.

Las rutinas de la vida suelen matar al amor,
las pasiones van cediendo y se apagan con el tiempo,
es necesario crear fantasías de colores
para matar el hastío y no dejarse atrapar.

Las noches de plenilunio, una alborada en el mar,
la rosa roja encarnada perlada por el rocío,
un amor de fantasía, teñido con el misterio,
una suave melodía, una copa y un recuerdo.

Cuando dos almas se unen en ese viaje encantado,
el amor toma el color del ensueño y la ternura,
jamás debieran volver a posarse en la cordura,
para vivir la locura de un amor apasionado



Penas del ayer

La lluvia dibuja en la tarde con cristalinos hilos de plata,
la sombría melancolía de mi amiga soledad
Errante y ensombrecida como el camino que llevo
va mi alma recogida sin sueños y sin destino

Las luces que parpadean son los recuerdos que llevo
cada gota es una pena que se abate sobre mi
tu adiós aún en mi mente y la fina y fría garúa
se clavan como puñales en mi alma ensombrecida.

¿Dónde habrán ido a parar las promesas de aquel día
cuando los jóvenes años nos tiñeron de poesías?
¿En que recodo del tiempo quedaron aquellos sueños,
que embebidos de ternura fabricamos con ensueño?

El tiempo te arrebató quien sabe por qué razón,
las ilusiones floridas de tu joven corazón,
te cansaste de la vida y no supe darme cuenta,
que ya no estabas conmigo volando por esos cielos

Tu te quedaste dormida en la mitad del camino,
dejándome sin motivos para afrontar mi destino,
Quise arrancarme del pecho las huellas de tus latidos
y comprobé que latías en mi propio corazón.

Sigue cayendo la lluvia en ésta tarde vacía,
el agua corre arrastrando a la orilla de la acera
aquellas hojas caídas dispersadas en el suelo
como se van mis anhelos, como se fuera tu vida.


Sin nombre

En una gran burbuja transparente,
los dos alimentamos éste ensueño,
un amor que se tejió con esperanzas,
de dos almas que se encuentran a distancia

Sembrado en el jardín de la ilusión,
regado con la magia de los sueños
amamos como dos adolescentes
creando fantasías en la mente.

Ambos damos todo en ésta empresa,
volamos hasta el punto de tocarnos,
vibra nuestra piel al percibir
lo que siente nuestro amor a la distancia.

Sé que los destinos separados,
vistieron nuestra unión como imposible,
tu vuelas compitiendo con las nubes
yo camino por el polvo del camino.

Tu eres la diosa de ésta historia,
yo, solo un mortal enamorado
tu eres de fina porcelana
yo solo soy un hombre hecho de barro.

Amamos porque ambos lo deseamos,
tu te enamoraste de mis versos,
yo amé de ti toda esa aureola,
de franqueza, de ternura y sentimiento.

Hoy le tengo miedo a tu desdén
temo que se acaben los encantos
temo derrumbar esos castillos
que creaste con mi imagen y mi nombre

Sé muy bien, que jamás tu serás mía,
pues vivimos en dos mundos separados,
mas no quiero que la muerte a mi me alcance
sin haberte abrazado un solo instante






Olvidada

Hurgando entre mis anhelos, que habían quedado dormidos,
entre las páginas viejas de mi paso por la vida,
te hallé allí recostada, a la vera de los sueños,
conviviendo con las horas desperdiciadas en nada

Recuerdo que tu creías que el amor nos llevaría
por la senda mas preciada por los duendes de la dicha
creías que de la mano, caminando por la vida,
llegaríamos a vivir para siempre primaveras.

Vaya a saber que pasó, porqué no fui tras de ti,
solo sé que permanecí en la noria de mi vida
embebido en las rutinas que marcaron mi existencia,
dejando que tu te marches con dos perlas en tus ojos.

Te alejaste de mi vida, te convertiste en recuerdo
mis días se hicieron grises, y tu falta se hizo eterna,
se plagaron mis deseos de angustias y desencantos
y cuando quise ir tras de ti, comprendí que ya era tarde.

Luego traté de olvidarte olvidando mis recuerdos,
y hasta olvidé que quería tratar de olvidar tu piel,
anidaste en mis entrañas, escondida entre mis sueños
que creí haber olvidado entre las hiervas del tiempo.

Allí te encontré de nuevo, con mis anhelos de entonces
poemas sin escribir, caminos sin recorrer,
canciones jamás oídas y promesas sin cumplir,
que fui guardando, poco a poco, en un rincón de mi mente



Saldré a vivir

Si tuviera que llorar por las penas del ayer,
si tuviera que reír por cada dicha vivida
el tiempo que aún me queda no sería suficiente,
y quizás inconveniente al momento de saldar.

Por eso es que ya no quiero seguir viviendo recuerdos,
quiero escribir nuevas líneas en el libro de mi existencia,
quiero hacerme a los caminos para buscar esa luz
que busqué por tantos años y al final la dejé ir.

Quiero volver a sentir la sensación de estar vivo,
no quiero esperar mi muerte sentado en éste lugar
quiero buscar una estrella, una flor, una esperanza
o morir en el intento de encontrar una alborada.

Quizás ya sea tarde, lo sé, quizás no alcance el tiempo,
mas prefiero averiguarlo y salir a los caminos
para encontrarle a las horas del presente
algo diferente mas allá del horizonte.

Iré detrás de ese sueño que se ha encendido en mi alma
correré tras esa estrella que a veces creí encontrar,
consumiré cada instante del tiempo que aún me queda
en escribir esa historia que aún no pude vivir.



Del otro lado del río

Allá donde el sol se esconde luego de cada jornada
del otro lado del río, donde sembré una esperanza,
donde el pasado pintara una historia de ilusiones
donde viví los momentos mas felices de mi vida

Hay una voz que me llama a gritos desde el silencio
una voz que me reclama, que me dice desde el alma
que vaya en pos de esa calma que mi ser hoy necesita,
para volver a soñar con las rosas sin espinas.

Detrás de toda esa agua, también el cielo es azul
las estrellas de ese cielo tienen el mismo fulgor
también el sol sale a diario por el este como acá
y se oculta en el oeste pintando paisajes grises

El frío de los inviernos y el aire de primavera,
no son nada diferentes a los de éste lugar
los helechos y las palmas lucen el mismo verdor
mas en mi alma florecen mil capullos de esperanza

Quizás se trate tan solo de ansiedad y nada mas,
mas mis alas desplegadas están prestas a volar
para exigirle a la vida una nueva oportunidad
de encontrar la paz que ansío para mi tramo final

Esperaré la alborada para hacerme a los caminos
en busca de mi destino, en busca de aquella estrella,
quizás la muerte me atrape sin encontrar esa huella
mas moriré con la dicha de haber volado tras ella.

No desesperes

Enamorado del amor, del romance y sus matices,
cargo con cicatrices de las heridas de ayer
mas jamás perdí la fe, pues detrás de la tormenta
siempre a brillado el sol para brindarnos calor.

En la mágica visión de las montañas nevadas,
la rosa roja encarnada, las flores de los hibiscos,
el aroma del jazmín, el canto de las cigarras,
las noches de plenilunio y las espigas doradas.

En la luz de las pupilas de un hombre y una mujer,
en un beso, una caricia y en las palabras de amor,
en las caricias de madre, en el aroma del mar,
y en las ardientes promesas de dos que saben amar.

En la belleza del manto que se dibuja en el cielo
con el concierto de estrellas de una noche despejada
en todas las cosas bellas que nos ofrece la vida,
se encuentran los caracteres de la fe y de la esperanza

La vida es como una cesta repleta de fruta fresca,
con una gama variada de aromas y de colores,
los sabores mas sublimes que se puedan percibir,
y en la cimiente guardada la esperanza de un mañana.

Cada rosa tiene espinas que debemos evitar,
cada alborada una noche de total oscuridad,
cada verano un invierno, cada lluvia un día de sol,
cada amor tiene una pena, cada vástago un dolor.

Vivamos hoy mi muchacha por mas que tengamos sed,
mañana vendrá la lluvia a refrescar nuestra boca,
miremos el horizonte donde asoma la esperanza,
de llenar de mil colores las sombras de éste jardín




Obsesión

Te volviste mi obsesión cuando tus labios ardientes
dejaron aquí, en mi boca la dulce miel de tus besos,
ardiente fuego encendido con sabor a primavera,
en medio del otoño en que se encontraban mis días.

Envolviste con tu piel todas las huellas del tiempo,
y me diste de beber como a un náufrago sediento,
anidaste aquí en mi pecho con retazos de esperanza
destruyendo mis rutinas con trocitos de ilusión.

Te adentraste en mi alma convirtiéndome en tu esclavo,
y de ti me he enamorado como jamás había estado
con tus caricias lograste que se encendieran de nuevo
las hogueras del deseo que creía ya extinguidas.

Tu voz como un susurro no se aparta de mis sienes
repitiendo a cada instante que me amas con locura,
mis manos que recorrieron cada rincón de tu cuerpo
grabaron en mi memoria cada palmo de tu ser.

Tus ojos brillan en mi, tus aromas me embriagaron
te apoderaste de mi, con tu ternura infinita,
me diste tanto de ti que te quedaste en mi
y hoy me siento esclavo y amo de tu amor y tus caricias.

MIA (Canciòn)

Quiero embriagarme con la luz de tu sonrisa
y acariciar toda la seda de tu piel
quiero quemarme con el fuego de tu boca
quiero saciarme y amarte hasta morir

Quiero tomar tu cuerpo por las noches
y entre tus brazos soñar con las estrellas
ver tu sonrisa jugar entre las flores
y comparar tus cabellos con el sol

Quiero que el mundo sepa que te quiero
que moriría si me dejaras de amar
quiero que sepas que es inmensa la nostalgia
cuando estás lejos y no te puedo mirar

Yo siento celos cuando el sol besa tu rostro
si tu te alejas siento ganas de llorar
es tan profundo el amor que estoy sintiendo
que es imposible intentártelo explicar

Yo me desvelo contemplando tu belleza
cuando en las noches dormidita tu te quedas
mientras te bañas con los rallitos de luna
que se cuelan a través de la ventana

La gente comenta que estoy loco
porque deliro si conmigo tu no estás
que solo vivo para mirarme en tus ojos,
que solo vivo para poderte mirar.

Quiero quererte

Quisiera escribir para ti, de la luna y las estrellas,
amaneceres dorados y playas maravillosas,
hablar de amor y de magia, de flores y atardeceres,
del rumor de la arboleda, del susurro de la noche,

Del brillo de tus ojos, del viento y de tus cabellos,
de la música, del mar, y del dulce de tu boca,
y sin embargo no puedo, como tu te lo mereces.
pues mis sentidos se empañan, al recordar mi pasado

Por aferrarme a la vida me he aferrado de ti
es entonces que el amor se vuelve necesidad,
al ser necesidad deja de ser una magia,
y es cuando me protejo, con el amor que me das

Me dejo entonces llevar por el trajín de los tiempos.
y me alegra despertar y comprobar que a mi lado,
tu rostro casi dormido cuenta poemas de amor,
que tu voz y tu sonrisa me brindan fe y esperanza,

Cuentan que allí, tras esa esquina del tiempo
hay una historia de amor, que aún se encuentra escondida
que todo lo que sufrí, entre llantos dolor y penas,
se pueden quedar atrás, escondidos en el tiempo.

No creo poder curar, ésta herida que me aqueja,
pero siento que se adormece cuando conmigo te quedas
y llego a beber la esencia del amor casi dormido.
que moraba en mi interior casi roto por las penas.

Penas que por momentos invaden toda mi alma,
y que parecen marcharse cuando te tengo a mi lado.
quizás yo sí te quiera, quizás no quiera saberlo,
tal vez sea una ilusión o el querer salvar mi vida

Pero sea como sea, me hace bien estar contigo
y así mitigo el dolor y sueño con el amor,
me embriago con la pasión que me prodigan tus labios,
y me deleito escuchando el susurro de tu voz




Mi copa

Una a una van cayendo, las gotas de la garúa
van cayendo por doquier, como piedritas de arena
bañan prados y montañas, anegando los bañados,
alimentando gota a gota el manso cauce del río.

Solo caen en mi copa las que el azar y el destino,
eligieron por la magia que las unió en su regazo,
de toda el agua que el cielo derrama sobre la tierra
una parte muy pequeña fue recibida en mi copa.

Los instantes de mi vida que al pasar dejaron huella,
son tantos como las gotas que cayeron en mi copa,
todas las gotas de tiempo que no quedaron en ella,
se perdieron sin remedio sin dejar ningún recuerdo.

Apenas tengo en mi copa algunos amores viejos,
voces que prometieron permanecer a mi lado
ilusiones encendidas, caricias de manos tiernas,
besos, sueños y canciones, que recogí en el andar.

También llevo aquí en mi copa las espinas del camino,
traiciones, desilusiones, engaños llantos y penas,
lágrimas derramadas despedidas y temores,
y el dolor de la partida que se refleja en mi rostro.

Con el agua de ésta copa, he apagado mi sed,
los instantes de mi vida los he bebido también,
mas los momentos perdidos que no supe aprovechar
son como gotas que caen sin dejar ninguna huella

Esas gotas de la vida que cayeron en la copa
son las que escriben la historia de mi paso por la vida
debí beber de las cosas, disfrutar de la existencia
saboreando gota a gota cada minuto de vida.

Hoy veo decepcionado todo el tiempo que he perdido
por creer que había tiempo fui dejando para después
desperdicié de mi vida tanto tiempo que hoy me falta
por no juntar en mi copa cada instante de mi ayer



Momento de pasión

Para encontrarme contigo seguí ese rastro de rosas
que regadas en el tiempo tu dejaste para mi,
las estrellas en la noche iluminaban la senda,
que me guiaba al altar donde tu ser me esperaba.

Tu boca encendió la llama, tu aliento la alimentó,
tu aroma embriagó mi alma y tu piel me cautivó,
para llegar a tu vientre recorrí todo tu cuerpo
sorbiendo la miel caliente del fruto de la pasión

Tus suspiros cual farolas me enseñaron el camino
fui conociendo a besos cada palmo de tu piel
me detuve largamente libando miel de tus pechos
y tu boca enrojecida aumentaba mi ansiedad.

Húmeda unión bendecida por los dioses del amor
lenguas sedientas buscando saciar esa sed que crece
mi ser entrando en tu ser, pasión, delirio y locura,
y se derrama el licor en lujùrica premura.


Encuentro


Y tu llegaste a mi, con la ilusión en el alma,
entraste en mi mundo donde las aguas son turbias,
el oleaje empecinado en evitar nuestro encuentro
resumió en una caricia lo que debieron ser besos.

Algunas gotas de lluvia intentaron calmar la sed
y apenas si humedecieron nuestras lenguas encendidas,
los miedos, indecisiones, las rutinas de la vida
atentaron contra las velas de las naves del amor.

Solo las fantasías que acunaban la ternura,
alimentaron las llamas de la creciente ansiedad
para encontrarle cobijo a las ocultas caricias
que por esquivas se hicieron, total necesidad

Apenas un breve roce de tus labios con los míos
nos ofreció realidades, profecías esperadas
mas los duendes de la noche se opusieron a las ansias
y aumentaron esa sed provocada en la distancia.

No es sencillo caminar cuando se ha volado tanto
uno se niega a bajar por temor a lastimarse
la realidad es traidora cuando te toma dormido
y el temor es enemigo de la ilusión y el ensueño

Tu que crees en la vida y corres tras esos sueños
enséñame a caminar por la senda de la fe,
quítame los temores que me ha cargado el destino
para que pueda alcanzar la ansiada felicidad.

Tus alas

Amo cuando despliegas tus alas de mariposa
para volar a mi lado entre las nubes del ensueño,
amo la sonrisa en tu boca, la que imagino en la noche
cuando escribes poesías referidas a lo nuestro

Amo que a la distancia grites mi nombre en silencio
y amo lo que yo siento cuando me acuerdo de ti
Amo cuando me dices que me amas con locura
y amo todos esos sueños que tienen que ver con vos

Mas temo pisar la hierba mojada por el rocío
pues mis pies están descalzos y temo sentir el frío
temo dejar mis alas con las que hoy vuelo contigo
porque temo despertar de los sueños que he tenido

Temo a la realidad pues apaga las fantasías
que entre tu alma y la mía tejieron con tanto amor
prefiero seguir soñando a despertar una tarde
y ver tan solo cenizas donde hubo tanto fuego

No me abandones amiga, sigue volando a mi lado
pintemos de amor el cielo y de pasión los temores
bebiendo gota tras gota cada suspiro del alma
cada suspiro dormido tras la pasión y el ensueño

Hoy

Hoy deseo embriagarme con tu boca,
extasiarme con el brillo de tus ojos,
con tu voz cuando susurra que me amas
y tu piel cuando responde a mis caricias
Hoy siento deseos de tenerte,
sumergirme en tu interior como un salvaje,
deleitarme con el néctar de tus pechos
y empaparme con el sumo de tu cuerpo.
El amor se ha hecho carne entre nosotros,
el deseo está quemándome la piel,
hoy quiero ser el amo de tu cuerpo,
hoy quiero ser el dueño de tu ser.
Mañana, tal vez ya todo esté escrito,
que pase lo que tenga que pasar,
quizás la vida siga su camino,
pero hoy a tu cuerpo quiero entrar.

Te deseo

Tengo deseos de amarte, de sentirte junto a mí
quiero llenarte de besos, de caricias y ternura.
quiero hacerte el amor a la luz de las estrellas
y comparar la mas bella con la luz de tus pupilas

Quiero beber de la miel que me promete tu cuerpo,
quiero libar de tus pechos, de tu boca y tu humedad
quiero sentir tus suspiros, cuando ebrios de pasión,
conjuguemos verbo a verbo las delicias de esta unión

Cada beso sabrá a gloria, cada caricia un suspiro,
tu perfume de mujer embriagará mis sentidos,
todo ese río dormido que remansa en tu interior
se volverá un mar bravío de gozo amor y pasión

No pasará de ésta noche, te lo diré al oído
ésta noche lo sabrás pues no soporto quererte
quererte y desear tenerte, como un león encendido
y callar, no decir nada, me duele mas que la muerte

Sigamos soñando

Allá donde se conjugan los sueños y la esperanza
nuestras almas se encontraron para pintar acuarelas
armonías de colores, de música e ilusiones
nos unieron para soñar un gran poema de amor.

Cada quien a su manera fue cosechando emociones,
la ilusión con mil colores arrimó nuestros caminos
ausencias viejas que duelen, promesas nuevas que curan,
y sinónimos en sueños nos unieron al andar.

Quizás con alas doradas nuestros sueños vuelen alto
mas allá de las estrellas, mas allá del firmamento
y encontremos un lugar para vivir sin quebrantos
sin ausencias y sin llantos alimentando éste amor

Quizás las aguas del mar se abran a nuestro paso,
quizás se detenga el tiempo en eternas primaveras,
quizás un manto de rosas enjardinen nuestros sueños
y en un beso prolongado ensayemos realidades.

Ambos somos prisioneros de los sueños que creamos,
prisioneros sin cadenas, entregados al amor
etéricas ambiciones de vivir entre las nubes
volando sobre la gente que no cree en fantasías.

Mas el amor de las almas necesita de la piel
yo sueño pisar la tierra y mantenerte a mi lado,
para poder abrazarte y rubricar con tu amor,
la última poesía en las páginas de mi historia.



Dudas

Qué será de nosotros después del primer encuentro?
Que quedará de esos cuadros que pintamos con ensueños?
A qué sabrán nuestros besos, hoy llenos de fantasías?
Cual será la respuesta de tu piel a mis caricias?

Tu estarás frente a ese hombre que te pintó fantasías,
yo frente a esa mujer que ha cautivado mi alma,
quizás tu busques el gesto que imaginaste a distancia
yo buscaré poesías escritas con tu mirada.

Dentro de lo ordinario que representa mi cuerpo,
se encuentra el que tu conoces, quien te pintó una ilusión
dentro de esa mujer que estará frente a mis ojos
se encuentra quien colmara mi vida de inspiración

Buscaremos los sabores, aquellos que imaginamos,
esperando una respuesta que deseamos encontrar
La realidad nos dirá si es cierto lo que soñamos
o si nos decepcionamos al beber la realidad.

Quizás sean intensas las sensaciones que emerjan,
que nos abrase el deseo y la pasión en la sangre,
quizás responda tu piel cuando te roce mi piel
y tu seno sea el templo donde apaguemos la sed.

También puede pasar que nuestra piel no se encienda
y no podamos lograr encontrar ese camino
que nos lleve a ese lugar donde las almas se encuentran
para vivir los colores que pintamos a distancia.

Vida mía yo te pido, mientras no llegue esa hora
mantengamos encendido por los dos todo ese fuego
rescatemos de la mente las ocultas fantasías
para crear entre ambos un mundo que sea nuestro.








Ilusiones

Sembremos una esperanza, alimentemos la magia,
unámonos a soñar paraísos de ilusiones
disfrutemos de éste mundo que creamos tu y yo,
amándonos de la forma como jamás nadie amó,

Démosle la espalda a la cordura,
alimentemos el alma con locuras,
le daremos bofetadas a la vida
que castiga con profundas realidades.

En esa esfera dorada que flota al caer la noche
donde ambos abrazados enfrentamos a la vida,
reina un clima de ternura que cultivamos los dos
y en el nombre del amor creamos mil poesías.

Esa esfera fue tejida con finas hebras doradas,
la tejimos inventando para escaparle al invierno
para no sentir el frío de las tormentas heladas,
de ausencias, dolores viejos y lluvias de soledad

Ambos nos cobijamos para soñar ésta historia
que nos llenó de emociones y volvimos a soñar,
nos entregamos a amar, nos entregamos el alma
y creamos la ilusión donde vivimos los dos

Si en momentos de cordura pretendemos facturar
le daremos al destino la oportunidad de ganar,
sigamos soñando juntos que mañana saldrá el sol
alimentemos las ansias entre tu piel y mi piel

Dejemos que vuelen alto los duendes de la ilusión,
de amor, pasión y deseo, de caricias y ternura,
quizás la magia haga el resto y al llegar la primavera
nos encuentre bien unidos mas allá del universo

viernes, 27 de noviembre de 2009

Nuestros sueños

Hay una esfera dorada flotando entre las estrellas
cobija dentro de ella, los sueños que hemos tenido,
los sueños que por ser sueños jamás se harán realidad
y por siempre vivirán al no volverse recuerdos.

Ellos fueron tejidos con mucho amor y esperanzas,
se bordaron con los hilos de la mas tierna inocencia,
arrullados con los versos de las mas dulces poesías
y abrigados con el fuego de la mas pura pasión.

El amor, sin duda alguna, fue la razón de su existencia,
la distancia grabó a fuego el deseo y la ilusión
nuestras manos extendidas como tu piel y la mía
alimentan esos sueños que crecieron con el tiempo.

Flotarán eternamente encerrados en el tiempo
conservando la ternura más allá de nuestra muerte
nuestras almas siempre unidas guardarán esas poesías
que escribimos con la tinta de una dulce fantasía

Nuestro amor es tan intenso como el azul de ese cielo,
nuestro amor es tan profundo como un abismo en el mar,
nuestro amor es tan ardiente como una tarde de enero,t
an etéreo y tan distante como una estrella en el cielo.

Poema para ti

Intentaba dormirme, aquella noche,
y entre brumas que aparecen en la mente,
tus pupilas me miraban dulcemente
rescatándome en la balsa de los sueños.

Tu me hablabas como fiel enamorada,
me escribías poesías de colores,
aleteando sobre rosas y jazmines,
mariposa de ilusión y fantasía

Escribías mil poemas para mi,
endulzados con románticas semblanzas,
cada verso que escribías desde el alma
sobre las hojas que arrancabas a los sueños.

Te veía recostada en la arena,
en tu cama y en la hierba bajo el sol,
y antojado por la magia de los sueños
presentía los sabores de tu piel.

Vestías como novia y al instante,
cual salvaje amazona del camino,
como un ángel con las alas extendidas
y desnuda cual salvaje enamorada

Se me ocurrió que en la penumbra de tu alcoba
en ese instante te acordabas tu de mi,
y embriagada de romántica ternura
te mordías para no gritar mi nombre.

Cuanto mas te imaginaba enamorada,
mas amor me brotaba desde el alma
cuanto más te imaginaba temblorosa
mas ardía la pasión dentro de mi.

Supuse que tu piel también ardía
te imaginé imaginando mis caricias
con tu boca cual granada enrojecida
y tus pechos invitándome a beber.

La boca de tu templo humedecida
clamaba por la fruta de la vida,
yo tan lejos de ti y tu de mi
quemándonos de amor y de deseo


O t o ñ o


tarde gris que me invita a recordar,
Una tarde similar de hojas secas,
Carita de niña caminabas junto a mí
El viento enredaba tu cabello,
¡Que fría estaba la tarde!
¡Que ardiente nuestro amor!
caminamos por el parque
aquella tarde de otoño
los álamos al vernos nos tejían
Alfombras amarillas al pasar.
Carita de niña, tierna adolescente,
Yo adoraba tu inocencia y tu voz angelical,
El viento tu pelo enmarañaba,
Al igual que nuestras almas que jugaban al amor
Principiantes los dos, adorábamos de veras,
el otoño se hizo primavera
Y se detuvo el tiempo que fue para los dos.
Sentimos que el arroyo conversaba con la brisa
Y entre los árboles del parque
Se escuchaba aquel cantar,
Que entre las hojas y ramas
Venían desde el sausal
El tenue sol se colaba,
Atrevido entre el follaje
Y dibujaba estrellitas que bailaban en tus ojos.
Nuestros cuadernos tirados a un costado de los dos,
Dormitaban sobre el pasto,
mudos testigos de un tiempo
Que inexorablemente pasó.
Te fuiste al llegar la primavera,
Quizás un broto nuevo prendió en tu corazón,
Y aquella boca dulce que solo yo besaba
Quien sabe que dichoso feliz la besará,
Ese otoño que fue para nosotros
Primavera que no volverá
Nos tejió con hojas amarillas
Un manto cálido para la eternidad,
Que llevaremos los dos,
Para abrigar nuestro invierno
estemos con quien estemos,
Y no olvidarnos jamás,
Pues los momentos vividos,
Amores de adolescentes,
Son breves en su momento,
Pues se viven muy deprisa
Pero se quedan grabados
De por vida en nuestras almas
Debido a la intensidad
Con que entregamos el alma.

Las piedras

Cada vez me cuesta mas sortear las piedras,
Que con monótona frecuencia
Va poniéndome el destino al caminar,
Talvez sea por los años, las desdichas,
O la propia monotonía que me resta la energía,
Quizá el lento caminar hacia no sé dónde,
Viviendo sin porqué, haciendo cualquier cosa,
En bien de no sé que cosas, que por más que yo me empeñe
Las masas de la gente gritan coros en mi contra
Tal vez si no me molesto en entender a la gente
Si no me molestaran los porqué de ciertas cosas
Tal vez sea eso, ¿total a quien le importa?
Si total, respirando igual se vive.
Los sueños que un día tuve, vaya a saber donde están
Apenas si los recuerdo, incluso de que trataban,
Sé que hablaban de la fe, de justicia y esas cosas
Que por un motivo u otro se fueron quedando atrás
Quizás luche por alcanzarlas y no capté su color,
Su aroma, o la propia esencia que hoy valga la pena hallar
Pobre de mí si soñara como lo hice algún día
Hoy la gente no te mira para lograr conocerte
Van tomando puntería para poderte acertar
Ese golpe tan artero que de con uno por tierra
Y los llene de esa gloria que nunca conseguirán
Y volverán hacia otros con el fin de destruir
Buscando en el fin de otros lo que no pueden crear.
El motivo es sentirse vivos, tal vez así es que lo logran
Cada quien tiene un motivo para poder continuar
Unos pintan, otros matan, algunos hablan de dios
De ese dios que todos buscan por un camino o por otro
Hay quien pregona quimeras, hay quien habla de la guerra
Cada quien carga su pena su ambición o su ilusión
Pero por estar a coro con las corrientes de moda
Van sembrando los caminos con las piedras de la infamia
Tal vez subido a la noria de la vida que he vivido
Esas piedras del camino que hoy yo debo sortear
Las he sembrado yo mismo, en mi largo caminar.

Cosas

En el correr de los tiempos, tuve sueños y temores,
Viví varias pasiones y lloré desilusiones,
He gozado los sabores de distintas madrugadas
Y he visto los ocasos de sinfín de atardeceres
He visto caer el sol entre miles de colores
Sobre el mar, tras las montañas, en el campo, en la ciudad
Y todas las disfruté con infinito placer
He bebido las estrellas cuanto pude por las noches
Y no me canso de ver las gotas de la garúa,
O los dibujos del viento jugueteando con las hojas
El amor lo he saboreado en casi toda mi existencia
La pasión ha sido siempre motivo porque vivir
Y me he visto en el espejo de los ojos de la vida
Sin temerle a lo que pueda devolverme ese reflejo
Pues amor con amor se paga y al amor no hay que temerle
He creado con mis manos la estancia donde yo vivo
El nido donde pasé, dichas, penas y temores
Allí donde compartí junto a mi fiel compañera
La calidez de la hoguera y las pasiones del tiempo
Vi nacer y vi morir, las flores de mi jardín
Y vi trepar bien alto los árboles que planté
A mis hijos eduqué como pude sin misterios
Enseñando lo que sé, sin atarlos a la fe
Pues el dios que todos buscan, según mi propia intuición
No está en la senda que alguien lo haya podido encontrar
No se encuentra entre escrituras, ni cosas establecidas
Le hallarás sin duda alguna, si viviendo lo mereces
Lo busques o no lo busques, si existe lo encontrarás
He navegado en el mar y recorrido caminos
He pintado mil colores e intenté hacer poesía
Inicié y he terminado un sin fin de actividades
Siempre buscando un destino que no pude nunca ver
Sé que cuando el final de mis días me sorprenda
El saldo de mi existencia no será del todo mal
Pero siento en mi interior que faltan muchos caminos
Que no pude recorrer por mil razones distintas,
Pues atado a la rutina de mi actual actividad
Me voy muriendo poco a poco y me ahoga la ciudad
Sé que es malo sentir odio pero es mío ese mal
Odio la monotonía y la total oscuridad

Realidades

¿Quién encasilla los gustos? ¿En que se basan los que a ello se dedican cuando juzgan el tenor de la música que escuchas? Quien le oye sabe si le causa o no placer, sabe lo que provoca o siente en su interior que no es lo mismo que siente quien la creo ¿por qué ocuparse por medir lo que vibra en sensaciones?¿Para qué buscarle un valor a las cosas que solo nacen para ser sentidas? ¿Porqué preocuparse si la música es culta, sacra o popular, si lo importante es sentirla, si se es capaz de sentir? Si el rojo es rojo por rojo, si no fuese amarillo, que no es mejor o peor que el azul, o que el verde, por más que quieras buscar ¿qué sería de uno si no existiera el otro? ¿Qué sería de la noche si no fuera por el día? Negro feo, negro lindo, rubio hermoso o espantoso ¿porqué el verano, el otoño, el invierno o primavera? ¿Porqué quedarse con uno si en un todo se conjuga? Vivir en una ciudad al alcance de los lujos, o servir al que más tiene por un pedazo de pan, o vivir como salvaje admirando los paisajes y pasar la noche temblando por miedo a algún animal.
El ser libre entre la gente tiene un precio a pagar, no se es libre al formar parte de un ecosistema, hay que saber compartir lo que se tiene a la mano ¿ porqué comer diez manzanas si te tocan solo tres? ¿ No ves que cuanto más cuentes más le falta a los demás? ¿ Cuánto mas tierra ocupes menos tienen los demás? Toma en cuenta que al final de la vida, en la muerte, todos hedemos igual
¿ Quién controla el equilibrio entre lo bueno y lo malo? ¿Porqué no brindas sonrisas a cambio de una canción? Y si te brindan poemas ofrece lo que tu tengas y compartamos la vida mientras no llegue la muerte, que al final nos alcanza seamos ricos o pobres, sabiendo si tal poeta es mejor que aquel pintor, y que el tema que alguien expuso dejo entrever un designio que entorpeció la oblicua proporción del adjetivo.
Compartamos de la vida lo que podamos tener, que el precio de nuestra vida no se mide en pertenencias, sino en las savias bebidas de la misma naturaleza, amores y sinsabores, besos que recibimos, besos que hemos brindado, sueños, cantos, poemas, sensaciones que se perciben solo en la vida, viviendo.

De nuevo


Quizás fue dios o los tiempos,
O el mar, la brisa, o el viento,
El profundo azul del cielo
O la luz que mis ojos ven
Tal vez fue un todo ferviente
O el deseo de mi gente
Que afuera esperaba ansiosa
Queriendo alejar mi muerte
Quizás fue el rezo profundo
De aquel que aún cree en dios
O gracias al que al amor
Invocó con toda su alma
O a los que juntos hicieron
Que yo esté hoy aquí
De cara al viento, de nuevo

Tal vez fue todo,
Tal vez no fue nada,
Quizás solo el destino
Quizás no era la hora,
Mas luego de esa experiencia
Volver de nuevo a la vida
Es saborear la existencia
Es gozar de los colores
Que tiene el amanecer,
La tarde, el anochecer,
Gozar la voz de los míos,
El canto de los canarios,
El olor del pasto verde,
De las flores, de la arboleda,
El sabor del agua, del pan,
Del vino, de la existencia
De lo llano, de lo profundo,
Si es fácil o complicado,
Gozar del hoy sin caireles,
Dejando pasar el tiempo
Observando en derredor
Como transcurren las cosas
Agradeciendo a la vida
Por estar vivo, de nuevo.

Aquel verano


Lenta cae la lluvia sobre mi cabeza,
Yo camino sin prisa por la calle
Y mientras las gotas golpetean en mis sienes,
Repiquetean en mi mente los recuerdos.
Fue un romance tibio el que vivimos,
Romance de verano que como viene se va,
La frescura de los años juveniles,
Poblaron nuestros días de placer,
La sed y la pasión nos fue envolviendo,
Embebiendo nuestra piel de amaneceres.
La arena ardiente y aquel sol,
Vieron nacer nuestro romance
Y bajo un manto de estrellas, con la luna de testigo,
A la orilla del mar nos hicimos el amor.
Mas tarde, allá en la cabaña,
El viento trajo sonidos,
El arrullo de las olas, el murmullo del pinar,
Nos otorgaron la música para desnudos bailar,
Bebimos vino y nos amamos,
Bebimos vino de nuevo y nos volvimos a amar,
Una vez nos supo a gloria otra vez a eternidad,
Quedamos los dos dormidos cansados de tanto amar,
Despertábamos de a ratos para volver empezar.
Pasa un auto y me salpica, me vuelve a la realidad,
El semáforo está en rojo, no me permite cruzar,
¡ Qué fría y triste la tarde!, ha dejado de llover,
He encendido un cigarrillo, al final logro cruzar.
El recuerdo del verano mi mente quiere entibiar
Y yo sigo caminando sonriendo por la ciudad.
Jamás hicimos promesas ni nos juramos amor,
Pero sé que en algún sitio, donde estés, con quién estés,
Recordarás el verano que nos marcó el corazón.
Tu piel rosada, tus ojos y tus cabellos de sol,
Enmarcaron en mi mente un fiel retrato de ti,
El aroma de tu cuerpo, y el calor de tu humedad,
Gravaron un fiel recuerdo que mi piel no olvidará.
Como ráfaga llegaste y así también te marchaste,
Chau, dijiste aquel día, el verano terminó.
Un recuerdo, una canción, un beso y un adiós,
Y la vida continuó en su monótono andar,
Solo eso nos quedó de aquel hermoso verano,
Del amor que nos brindamos con la pasión del momento
Y que luego lamentamos haber dejado pasar.
La garúa nuevamente cae sobre mi cabeza,
Las gotas y los recuerdos, repican dentro de mí,
Recuerdos de aquel verano que jamás olvidaré.

Adolescente


Entre flores dibujadas y un sin fin de corazones
Varios nombres de varón, adornaban sus cuadernos
En la clase se distrae, mientras sobre ese papel
Escribe sin ton ni son varias cosas sin sentido
Tiene en el alma un motor y en sus mejillas la flama
De esa edad tan primorosa, la adolescencia divina
Se enamora y se desvive por ese artista de moda
Se enamora y se disgusta con suma facilidad
Los gorriones en su pecho la hacen sentirse mujer
Y ese cuerpito de niña que aún se niega a crecer.
Ese chico que le gusta y no le presta atención
Se está metiendo en sus sueños y no la deja dormir
Se inventa ante el espejo varias formas de peinado
Ella se mira de lado, no le gusta lo que ve,
Ella se sabe hermosa pero él ni se percata
Sin embargo ese pesado que la sigue a todas partes
No hace mas que preguntarle no sé cuantas boberías
Se junta con sus amigas y compite sin querer
Ellas tienen privilegios ellas son adolescentes
Sus pequeños problemitas, para ellas son enormes
La pollera, el jeans, su calzado, y la música de moda
El baile de adolescentes de éste sábado a la noche
¿Cómo convenzo a mi padre para poder ir solita?
¿Ira fulano de tal? Y ¿el hermano de clara?
No me lo puedo perder, aunque venga con mi hermano
Ayer me saqué un tres, mi madre me va a matar
No importa pues vas a ver que la levanto enseguida
Déjenla ser lo que es, un pichón de mujercita
Ya vendrán otros colores y olvidará los de hoy
Y cuando quiera acordar notará que habrá crecido
Y evocará con nostalgia esas locuras de hoy.

Andando

Cada vez me cuesta más sortear indemne los escollos del camino,
Que con monótona frecuencia, va poniéndome el destino al caminar,
Serán los años o la propia monotonía, la que me resta energía,
O tal vez ese lento caminar al no sé dónde, viviendo sin porqué, haciendo cualquier cosa en bien de quien sabe que cosas, pues por más que me empeñe en hacerlo bien, los coros de la gente me reprochan, y aunque me aplaudan los unos, me lo reprochan los otros, y aunque yo no lo quiera, siempre todo es contra mí.
Y al final, ¿a quién le importa? Total respirando igual se vive y al final el destino es siempre igual, aunque no sepa el porqué.
Los sueños que una vez tuve, vaya a saber donde quedaron, sé que hablaban de fe, de amor, justicia y otras pelotudeces, y que por mucho que he luchado jamás las pude encontrar, no sé de su sabor, color o lo que sea, que valga tanto la pena de luchar para conquistar.
Hay de mí si yo soñara en ésta página del tiempo, cuando la gente te juzga sin mirar sin preguntar, solo ven lo que sus ojos, según su estado del alma, les quieran en si mostrar, sin preocuparse de nada.
Nadie quiere conocerte, no le importas a la gente, si te miran a distancia con un poco de atención, es que toman puntería para golpearte mejor, para poderte asestar ese golpe que a la postre, le dé la gloria al final, el que les haga sentir que se mantienen con vida, como no lo lograrán, se volverán contra otro, y otra vez lo harán de nuevo, para volver a golpear, buscando con mucho afán el rumbo de su destino.
Es cierto que no todos, van por el mismo lugar, hay quienes quieren amar, hay quienes lloran a mares, son variados los lugares en donde busca la gente, en la fe, en la esperanza, en el odio de las guerras, en la familia, la patria, en la luz o oscuridad, incluso hablan de dios en mil formas y colores, un dios que los ilumine, que los guíe, que los guíe y aunque lo nombren a coro para nadie es igual.Y aquí voy por mi camino, cada tanto me detengo, miro a mí alrededor, a veces miro hacia atrás y me alegro de mis actos, otras veces los deploro, otras veces me da igual, y por mas que los deplore, o me ufane de ellos, no cambia la situación, el hecho es que son míos, míos son esos colores, con sus grises, con su brillo, con lo que sea que lleven nada los puede cambiar, míos mis actos, mía es la forma y el modo de caminar, de sentir, de perdonar, de pelear con los demás o de decir un “te quiero” y si quisiera cambiar por renegar de mis actos, mío sería el motivo, mas no lo puedo cambiar, y me vuelvo hacia los demás renegando de la gente aunque de veras no quiera, peleo si he de pelear, con la fuerza de un volcán y respondo a todo aquello que me haga vibrar la piel, así amo a mi manera, odio también a mi modo, y según blanquean mis sienes, cada vez mas soy yo mismo, caminando entre las flores, soportando las espinas, en la masa de pasiones que conforman a la vida, entre miedos, sobre alfombras o piedras en el camino, pensando que tal vez fui yo, quien las puso donde están, que la vida es una noria y el principio es el final.

Que más da

Esperaba mucho de la vida en otros tiempos, hoy veo que se me acaba y no hago nada por vivirla.
Los días que pasan los voy matando de aburrimiento y de apatía, los días muertos se van sumando y cada vez queda menos por vivir.
Lo peor es que no sé si quiero cambiar las cosas, no sé si tiene sentido vivir, no sé qué esperar de ésta vida.
Una vez creí en ella, una vez creí estar vivo y que viviendo edificaba, con mil ladrillos de amor, el refugio donde cobijarme del tiempo saboreando los frutos que iba recogiendo, bebiendo a sorbos los tragos de mi existencia
Creía en la felicidad, la armonía, el hogar, cosas que pertenecían a la inmensa quimera que anhelaba, la felicidad, para poder esperar con calma la llegada de mi muerte.
Hoy me siento derrotado, el amor con que fui edificando mi fortaleza se me ha convertido en nostalgia, las paredes encendidas se enfriaron, y los frutos recogidos se volvieron soledad.
El amor sin darme cuenta se fue disolviendo en el tiempo, mis anhelos se murieron y la esperanza se hizo agua entre mis dedos.
Hoy no tengo mas que vacío donde debía haber amor, frío en lugar de calor y no existe dolor más intenso que el de sentirse vacío y comprobar que se me va acabando el tiempo para volver a empezar.
La paz que tanto anhelaba, envuelta en un manto de ausencias, no fue mas que una quimera, me duele el alma de llorar por esos sueños perdidos, es cierto que viví de sueños y hoy ya no puedo hacerlo, el despertar fue muy duro y el dolor es muy intenso.
El sobrevivir no tiene sentido si el destino es la soledad, no se puede vivir sin motivo, es muy frío el invierno sin la presencia del sol, es muy triste el desamor después de haber amado tanto y ver que se desintegran todas aquellas cosas en que fundé mi existencia.El llanto y el dolor también se hacen rutina, se va perdiendo poco a poco la capacidad de sentir y al final nos da lo mismo mantenerse así, con vida o provocarnos la muerte para poder descansar

Desesperanza

Otra vez me encuentro hundido en el pozo de las pasiones
Las aves de presa vuelan acechando mi cabeza
Y yo sin saber que hacer, sin saber a donde ir
Siento que están cerradas las salidas a la vida
Por un lado el desamor, por otro la desesperanza.
No hay una luz que me guíe ni huellas para seguir
Solo un abismo oscuro veo delante de mí
Y siento que me sofoca el deseo de gritar
Los alaridos del alma reclaman por su partida
Y las mareas golpean contra mis sienes dolidas
¡ no dejes que se te escape la soga que aún tendida
Espera por que la tomes con solo decir perdón!
Desenreda la maraña que ha tejido el orgullo
Y haz brotar de tu garganta una palabra de amor
¿Porqué hundirte en el abismo si conoces el camino?
¿Porque no tiendes tus brazos para abrazar la esperanza?
Oigo las campanadas que me hablan desde mi ser
Y cobijando mi rostro con las palmas de mis manos
Rompo a llorar en silencio mientras maldigo mi suerte
Me niego a escuhar la voz que brota del corazón
El desencanto es mas fuerte y me abandono al destino
No puedo hacerme al camino con las maletas que llevo
Y ahogo con mi silencio las súplicas de mi alma
Mucho he remado ya por las aguas de la vida
Y mi balsa no resiste el filo de los peñascos
Hace agua por las grietas que le ha causado el destino
Y mis brazos se resisten a seguir remando mas
Quizás en algún recodo se me murió la esperanza
Quizás la vida hizo trampas o no la supe vivir
Pero ya estoy cansado de luchar contra las olas
Y mi cuerpo no resiste otro fracaso de amor
Lloraré amargamente otra vez por un adiós
Dejaré que se consuman las velas de la ilusión
Y dejaré que los sueños se disuelvan en el tiempo









jueves, 26 de noviembre de 2009

Vivamos

Supongo que alguien debe encargarse de la empresa
De lanzarnos a la cara los desafíos de la vida
De lanzarnos esas piedras que se reciben a diario
Tratando de lastimarnos y sacarnos del camino
Pero no veas los ojos de quien agrede a la vida
Seguro que alguna excusa debe tener para ello
Gritémosle a la gente que en las cosas del amor
No existen reglas ni formas que te conduzcan a él
Hay gente que se ha esforzado por amar a quien debiera
Y se enamora de aquel que creyó odiar una vez.
Hay gente que a pretendido vivir la vida feliz
Creyendo vivir la vida con amor y armonía
Y resulta que un buen día se enamora de ese ser
Que por lógica razón va vestido de imposible.
También se encuentran aquellos que vivieron engañados
Y de un momento a otro tienen sus almas vacías.
Jamás se puede elegir a quien amar o no amar,
En las cosas del amor no se puede ver ni oír
Solo se debe sentir aunque parezca locura
Aunque sea improcedente, indebido o fuera de lugar
El amor se debe dar aunque parezca irreal
Jamás se debe pensar que es elegible ese ser
Y cuando llega, saber que no se puede luchar
A él nos entregaremos aunque nos juzgue la gente
Y trataremos de amarnos cueste lo que nos cueste
También debemos saber que el amor es engañoso
Tal vez mientras es todo hermoso nos amemos con locura
Y de pronto despertamos sin una gota de magia
Digamos adiós sin penas, sin rencor, sin lastimarnos,
Agradeciendo a la vida por haber amado tanto,
Porque aunque breve resulte cual amor de primavera,
Es seguro que gozamos de vivir enamorados.
Mas si las horas pasaran y el amor no se apagara,
Si el eterno alimentar esa hoguera no nos gasta
Ni nos agobia el destino con el hastío del tiempo
Lo viviremos por siempre, le duela a quien le duela,
Tal vez las piedras no sean mas que una prueba divina
Para crear la coraza contra un entorno de envidia
Y al final esa perfidia que se crea en contra nuestra
Fortalezca la pasión que se formó entre los dos.
La vida es una sola y hay que ponerle sazón,
Donde manda el corazón no hay razón que lo resista
Con esto he de anunciarte que no importa quien se oponga
Mientras crea que esto importa al bienestar de los dos
Dejaré que tu me quieras como tu quieras quererme
Y yo intentaré quererte, mas que hoy hasta mi muerte.


A m é m o n o s ( canción)

Estribillo

Amémonos como nunca
Esta noche amada mía
Amémonos que mañana
Quizás no esté en esta vida.

Bebámonos mutuamente
Beso a beso, piel a piel,
Recorramos el camino
Del amor y del placer

Hagámonos renacer
Todo aquello que vivimos
Y lo que no conocimos
Lo intentaremos hacer

Afuera dios formará
Una orquesta de silencios,
Que entonarán un arpegio,
La brisa acompañará

El cielo derramará
Sus estrellitas de oro,
Y la arboleda hará coro
Con el murmullo del mar

Estribillo

Amémonos como nunca
Esta noche amada mía
Amémonos que mañana
Quizás no esté en esta vida.

Bebe de mi, sensaciones
Que encenderán mis caricias
Yo beberé la cobriza
Sensualidad de tu seno

Sobre tu cuerpo sereno
Derramaré mil caricias
Que encenderán las delicias
De nuestros dos corazones

Sobre tu piel y mi piel
Correrán mil fantasías,
Gozo, placer, armonía,
Estallarán a granel

Y roja cual un clavel
Tu boca junto a la mía
Murmurará la poesía,
De un ardoroso placer


Estribillo

Amémonos como nunca
Esta noche amada mía
Amémonos que mañana
Quizás no esté en esta vida.
Cual una fragua candente,
Nuestros cuerpos arderán
En uno se fundirán
Con frenetismo demente

Llamaradas de pasión
Recorrerán nuestros seres
Ramilletes de placeres
Inundarán nuestra unión

La claridad matinal
Pondrá fin a nuestra noche,
La luz del sol será el broche
De una noche ideal

Nuestra pasión sin igual
Soñará con otra noche
Para volcar con derroche
Nuestro amor pasional.


Estribillo
Amémonos como nunca
Esta noche amada mía
Amémonos que mañana
Quizás no esté en ésta vida.

Tu

Hoy volví a llorar por ti y no comprendo el porqué,
Si se supone que estoy nuevamente enamorado
Que vivo por ella, cada instante de mi vida,
Tu ya no estás conmigo, tu te fuiste de ésta vida,
Te convertiste en recuerdo pues estás en mi pasado,
Fuiste lo más importante pero ya no estás conmigo,
Y hoy soy feliz con ella, compartiendo fantasías,
Mis momentos de alegría, mis momentos de tristeza,
Es alguien diferente, soy feliz porque me ama,
Feliz como lo fui contigo en los momentos de gloria,
Me siento feliz de estar vivo, de sentirme enamorado,
Feliz de vivir la vida aunque me abrume el pasado,
Feliz por verla feliz, a pesar de los recuerdos.
No comprendo porque hoy he llorado por ti
No comprendo por qué si se supone,
Que al encontrar un amor, otros amores se olvidan.
¿Porqué entonces te lloro cada vez que te recuerdo?
¿será que tu me reclamas desde otro lado de la existencia,
Recordándome el camino que tomaste para tu ausencia?
Yo ya no quiero llorar día a día tu recuerdo,
No te pretendo olvidar pues me sería imposible,
Pero quiero ser feliz aunque ya no estés conmigo
Aunque siempre te recuerde porque viviste a mi lado.
Quiero vivir tu recuerdo como recuerdos divinos,
Recordar buenos momentos que vivimos tantos años,
Y olvidarme del instante de tu muerte inesperada,
Quiero vivir tu recuerdo con alegría y amor,
Sin llorar en un rincón escondiéndome del mundo,
Por no mostrar las flaquezas que sufre mi corazón.
Hoy amo y quiero amar, mas allá de mis flaquezas,
Quiero ocupar los espacios que tu partida ha dejado
Y creo amarla de veras como siempre te amé a ti
Mas no es justo que ella sea “la otra”, en ésta historia
No quiero llorar por tu amor, pues tu amor me ha traicionado
Al marcharte de éste mundo por tu propia voluntad.
Ya no te quiero querer pues amo a otra mujer,
Mas no me puedo olvidar que viví de tu querer
Y que amé de ti tantas cosas que no las puedo contar,
Mas al marcharte dañaste todo aquello que te di,
Y todo el amor que entregaste cuando te arrimaste a mí
Yo te amé y hoy te extraño, eso lo acepto y lo comprendo,
Pero amo a otra mujer que me entrega toda el alma
Y siento que la traiciono al llorar así por ti.
Yo recuerdo tus caricias, tus palabras, tus enojos,
Yo recuerdo tu pasión cuando hacías el amor,
Recuerdo tantas y tantas alegrías que vivimos,
Que no comprendo al destino por separarme de ti,
Mas le agradezco por darme ésos momentos de gloria,
Cuando grabó en mi memoria lo que contigo viví,
Mas le reprocho por darme, junto con esos recuerdos,
Los momentos más amargos que en mi vida yo viví,
Los momentos en que vi, tu cuerpo inerte, sin vida,
Momentos en que sentía que me dejabas sin ti,
Momentos en que sentí, que yo también me moría
Porque mi vida sin ti ya no tendría sentido,
Mas el amor que he sentido, ése nunca imaginado,
Ha venido a ocupar el lugar que tu dejaste
Mas éste dolor que siento cada vez que te recuerdo
Me hace dudar del juicio que debió tener el destino
¿Cómo te puedo llorar cuando creo ser feliz?
¿Cómo te puedo amar si no estás en ésta vida?
¿Cómo la puedo amar si aún lloro por tu ausencia?
¿Es que no te irás jamás de mi corazón herido?
Yo pretendo ser feliz en el tiempo que me queda,
Aunque te lleve conmigo el resto de mi existencia,
Pues si te olvido presiento que me olvidaré de mí,
Pues mi vida sin tus cosas no tiene ninguna historia,
Pues no existe en mi memoria ningún momento sin ti.
Yo ya quisiera olvidarte para calmar mi ansiedad,
Quiero por fin apartarte de mis recuerdos de amor
Mas presiento que si olvido lo que he vivido contigo,
Ya no tendría sentido todo el tiempo que existí,
Mas quiero vivir la vida con amor, con armonía,
No quiero llorar de a ratos al acordarme de ti,
Yo te quiero recordar con nostálgica ternura,
Sin el dolor y locura que me propuso tu muerte.
Yo la amo y no me culpo por tener aún sentimientos,
Ni quiero culparla a ella por ocupar tu lugar,
Ella me quiere amar y yo dejo que me quiera
Y pienso vivir con ella como he vivido contigo
Yo no te quiero olvidar pero tampoco llorar,
Quiero querer tu recuerdo porque mi vida llenaste,
Y olvidarme del momento en que tu vida tronchaste.
Pretendo vivir con ella lo que me reste de vida,
Feliz de sentirme vivo, de tener un sentimiento,
Aunque estés en mi pensamiento cada momento que viva,
Mas cuando haga el amor, cuando sea feliz con ella,
Que tu recuerdo esté lejos, como una lejana estrella,
Y que persista siempre bella en un rincón de mi alma,
Y recordarte con calma hasta que acaben mis días.


Almas perdidas

Dos almas que van a la deriva,
sobre las frías aguas de la vida,
otoños de hojas caídas,
ilusiones y encantos perdidos.

En la bruma, el recuerdo reclama
la flama de tiempos perdidos,
promesas barridas por el viento
u olvidadas a un lado del camino.

Lágrimas de sueños perdidos,
sangre de abiertas heridas,
nostalgia de fuego encendido,
ausencias que el tiempo acentúa.

¿Dónde encontrarán un refugio,
las almas que vagan sin destino,
arrastrando las cadenas del astío,
empapados en las aguas de la ausencia?

Posada encontrarán en la esperanza,
alivio a su dolor, en la ilusión,
las lágrimas por ellos derramadas,
irán cicatrizando sus heridas.

Y allá, en una esquina del mañana,
sentirán que su dolor ya es un recuerdo,
con la aurora brotarán amores nuevos,
devolviéndole el sentido a la existencia.

Ten fe


Hombre que estás sufriendo por los caminos del tiempo,
jamás pierdas la fe, aférrate a la esperanza
la vida tiene esas cosas que nos cuesta comprender
sin duda existe un motivo para sufrir de ese modo

Una vez quise morir cuando la vida de un zarpazo,
se la llevó de mi lado para nunca más volver,
como un perro abandonado y su hogar calcinado
lloraba lágrimas negras sin poder hallar consuelo

Un día como cualquiera, llorando sangre y miserias
la vida sembró ante mi el rosal de la esperanza,
sorteando aquellas espinas que amenazaban mi carne,
pude tomar una rosa y saborear su fragancia

Las ausencias no se olvidan, las heridas dejan huellas
pero la misma existencia se encarga del cometido
de darte a cambio de penas y sufrimientos profundos,
la calma y las herramientas para calmar tu dolor.

Un día eres un gusano, mañana una mariposa
debes llorar por tu suerte desahogando tu alma
saca ese sufrimiento de adentro del corazón
y llora porque las lágrimas lavan las penas del alma

Mañana no olvidarás, mas dejarás de sufrir,
la vida le ofrecerá un alivio a tus quebrantos
no debes perder la fe porque delante de ti
quizás encuentres la rosa que alguien dejó para ti.

No sé si existe algún Dios que escriba nuestro destino
no se si es la esencia misma de la vida y sus matices
pero sé que no hay dolor que dure toda una vida
y sé que en algún recodo hay un lugar para ti.

Un domingo cualquiera

Domingo por la mañana, nos despertamos temprano
pero igual nos quedamos en la cama un rato mas
como no hay nada planeado, tomamos mata en la cama
unos besos entre mate y mate conversando de cualquie cosa

Avanzada la mañana decidimos levantarnos
hacemos las compras y luego, acomodamos la casa
Un asadito a las brasas y plnes para la tarde
visitamos a alguien o salimos por ahí.

Almorzando decidimos quedarnos hoy en la casa
la sobremesa a creado una romántica escusa
mimándonos terminamos abrazados en la cama
despertándonos mas tarde aún muy abrazaditos

Rezongaste por el partido que se trasmite en la tele
pero sentada ami lado vibras lo mismo que yo
luego salimos a dar un paseo por el barrio
para luego regresar a disfrutarnos los dos

Miramos unas películas que pasaban en la tele
hablamos, jugamos y así pasamos la tarde
en un clima de ternura, de amor, de pasiones encontradas
y tu boca que clamaba por un beso y otro más

Una cena bien ligera pone fin a la jornada
y nos fuimos a la cama, mañana hay que trabajar,
disfrutamos un domingo, nos disfrutamos los dos
con las pequeñas rutinas que la vida nos ofrece.

Cuando tu cierras los ojos y dormidita te quedas
yo disfruto contemplando la ternura de tu piel
El rubor de tus mejillas, tu cabello alborotado
yo le agradesco al destino por mantenerte a mi lado.


Tu esclavo



Esa ternura que encierra, tu voz, al decir mi nombre
la luz que emiten tus ojos cuando penetran los míos,
la calidez de tu aliento y el rubor de tus mejillas
son las doradas redes conque atrapaste a mi alma.

La música de tu voz y el aroma de tu pelo,
ese sabor de tu piel y el fuego dulce en tus labios
han fabricado la trampa, la más dulce de las trampas
donde inerme y sin remedio he caído prisionero.

El fuego de la pasión conque me abrasas a diario,
el volcán de tus entrañas donde me haces arder,
todo tu cuerpo encendido cuando hacemos el amor,
anula toda intención de escapar de tu prisión.

Sumiso ante tus caprichos yo soy tu fiel prisionero
has embrujado mi alma y ya no tengo remedio
soy esclavo de tus besos, tu pasión y tu mirada y ya no me importa nada, mas que tenerte a mi lado

Te quiero olvidar

Tanto te quiero olvidar
y es tanto lo que me esmero,
que acabo por olvidarme
que te quería olvidar

y cuanto más te recuerdo
es tanto lo que yo siento
que de tanto sentimiento
me olvido que ya no estás

Entonces grito tu nombre
grito tu nombre en silencio
y desde mi alma vacía
solo el eco me responde

Recuerdo al fin tu partida
y vuelvo entonces a llorar
y a recordar con que ansias
yo te quería olvidar

El ayer es mi tormento
el presente es mi locura
creí que vivir era la cura
de los dolores del alma

Pensé que quizás la muerte,
la calma me pueda dar
mas temo seguir sufriendo
por toda la eternidad

Temo por ello a la muerte
y temo a seguir viviendo
temo olvidar algún día
que fui feliz a tu lado

mi corazón destrozado
ruega por olvidar
mas no te deja de amar
por más que te hayas marchado.